Efecto Lexa

19.8.16


Puede que llegue un poco tarde esta entrada, pero la verdad es que me ha costado bastante volver a conectar con la serie de la que voy a hablaros y quería terminarla de ver para estar segura de qué decir en este post. Sí, vengo a hablaros de The 100, o Los cien, como lo llaman en España.

The 100 es una de esas series que no se ven, se engullen. Por lo menos, las dos primeras temporadas fueron así para mí (y las engullí en plena Selectividad, así que imaginad la devoción). Supongo que si estáis leyendo esto es porque sabéis de lo que voy a hablar porque ya habéis visto la última temporada, pero si NO ES ASÍ por favor, mejor saliros del post porque voy a hablar de cierto spoiler muy grande. Advertidos estáis.

Cuando empecé a ver la serie una de las cosas que más me gustó fueron los giros, las muertes inesperadas, los enemigos que se vuelven aliados y los aliados con perversas intenciones, así como el elemento post-apocalíptico, las tribus de los grounders, su historia, sus métodos, sus creencias, la adaptación de los "invasores" al nuevo mundo, las disputas por el poder... Todo. En ese sentido, la trama es muy buena y me atrevería a decir que en el panorama actual es una de las mejores series de cifi. ¿Pero es eso todo? No. La calidad y profundidad de los personajes me llamó muchísimo la atención, sobre todo, la de los personajes femeninos: inteligentes, fuertes, independientes, sensibles, apasionadas, líderes. Sí, por supuesto que hay personajes así en otros shows, pero nunca había conectado tanto con tantas en una misma serie.

Pero lo más vino cuando apareció Lexa, la Heda, comandante de los doce (y después, trece) clanes. Fuerte, fría de cara a los demás, inteligente, decidida a darlo todo por su pueblo, pero de buen corazón, capaz de admitir errores, de querer hacer las cosas mejor. Y aquí es cuando empieza a amar a Clarke y fue como ¡parad el mundo un segundo, creo que he escuchado mal! ¿Dos líderes fuertes e independientes de mujeres amándose? Era un boom.

Hasta que el boom se transformó en un pum y un disparo se  cargó a Lexa.

Me quedé en shock. No solo yo, sino todo el fandom. Y no solo el fandom, sino que la cosa llegó más allá. ¿Y por qué? A pesar de estar en 2016 la representación LGTBIQ en parrilla es mínima. Ridícula. Y encima reciben un trato horripilante.  Que alguien como Lexa, mujer, líder y lesbiana era un paso ENORME. Que Clarke, mujer, líder de los skaikru y bisexual era otro paso ENORME. Y que ambas fueran pareja era lo MÁS. Tristemente, la costumbre televisiva (salvo excepciones, aunque pocas) es que alguno de los personajes muera trágicamente (de una bala perdida, jeje, la originalidad), y en este caso le tocó a Lexa. 

Pero es una serie post-apocalíptica, me diréis, la gente muere.
Por supuesto, os diré yo. Pero el punto que vengo a discutir no es la muerte en sí, sino el cómo. Cómo la mataron y cómo se reflejó eso en la pantalla y por qué causó el impacto que causó, así que voy a haceros una breve explicación de algo que he estudiado en mi carrera y que puede dar un poco de luz sobre el porqué de este impacto.

En el cine existen teorías cinematográficas con varias ramas (como puede suceder en las ciencias del pensamiento o en la literatura) y el soviético es uno de los importantes. Bien, ya sabéis que cualquier pieza audiovisual medianamente compleja cuenta con varias escenas que se articulan gracias al montaje; esta articulación es el lenguaje cinematográfico, y como cualquier lenguaje que se precie, necesita de una interpretación de nuestro cerebro. No lo hacemos de una manera consciente porque lo tenemos tan interiorizado que lo hacemos casi de forma natural.  Vale, teniendo esto en cuenta podemos encontrar en el formalismo soviético (que es la rama, la escuela, llámalo X de cineastas bastante importante) se habla de un fenómeno que ocurre gracias al montaje (montaje: poner una escena tras otra de forma que tenga sentido); el efecto Kuleshov.

¿Y qué es eso? El efecto Kuleshov es un fenómeno que se produce en el montaje de manera que un determinado orden de las escenas provoca un interpretación determinada por parte  del espectador. En Wikipedia se explica perfectamente, pero aquí os lo comento para las posibles dudas:

El efecto perceptual producido con la sucesión de imágenes es rápido, inconsciente y casi automático. Al encuadrar el escenario de cierto modo y ordenar una historia en una secuencia particular, la película establece expectativas sobre sus relaciones espaciales y temporales, es decir, las imágenes  y el movimiento generan un sentido para el espectador.

Como he comentado antes, el lenguaje cinematográfico se basa en una sucesión de escenas que son articuladas, conectadas, mediante el montaje. De forma individual pueden tener su significado, como las palabras, en el caso del lenguaje verbal, pero para que las películas o las series nos cuenten una historia necesitamos algo más; las oraciones; el montaje sería las oraciones, los párrafos, los capítulos...etc. Y entendemos la historia porque recordamos lo que ha pasado en el capítulo 1, en el párrafo anterior y en la oración anterior en la que el lector se encuentra actualmente.

En cuanto a su orden, la psicología perceptual explica que la yuxtaposición consecutiva de imágenes, indica, para la gran mayoría, que las tomas están relacionadas. Asimismo, al ver las imágenes se formulan hipótesis inmediatas sobre el significado narrativo de eventos específicos e inconscientemente se infiere una conexión entre ellos; en otras palabras, el colocar una imagen o secuencia antes de otra puede construir una unión semántica entre ambas.

Es decir, la forma en que decidimos ordenar las diferentes escenas tendrá mucho peso en la historia, en cómo se cuenta y en como la recibe el espectador. Si prestáis atención a la frase señalada en negrita entenderéis este efecto, pero para que quede más claro, aquí os dejo esta explicación:


Si viéramos las primeras dos imágenes yuxtapuestas, nuestro cerebro lo interpretaría como tristeza (cara del actor + mujer muerta). Si vemos solamente las dos segundas (cara del actor + comida) nuestro cerebro lo interpreta como que tiene hambre. Si vemos las últimas imágenes (cara del actor + mujer tumbada en pose sugerente) entenderíamos el deseo. ¿Qué quiere decir esto? El primer plano en los tres casos es el mismo, pero la siguiente escena no, entonces ¿por qué lo interpretamos diferente? Pues porque lo que hace  nuestro cerebro es reinterpretar la escena anterior de acuerdo a la segunda, dándole sentido. Nuestro cerebro dice "ah, ponía esa cara porque tenía hambre/se ha muerto la cuñada/me quiero tirar a esa tía". Así es como entendemos las emociones en el cine, aunque el actor no diga ninguna frase en ese momento.

Habiendo explicado esto (y esperando que lo hayáis entendido), voy a analizar la escena de amor-muerte de Clexa en la escena del 3x07.

La consumación del amor de Lexa y Clarke y la escena de la muerte de la primera SON seguidas. Clarke está a punto de marchar hacia Arkadia y va a despedirse de Lexa, ella le dice que tiene que hacerlo, que por eso ella es ella (aunque da a entender que "por eso es por lo que te quiero, porque te preocupas por tu gente del mismo modo que yo lo hago, que comprendes lo que es estar en mi posición, que es complicado"). Clarke le dice que quizá, algún día, cuando ninguna de las dos les deban nada a su pueblo... y deja entender que puedan estar juntas. Pero en vez de marcharse se besan y consuman su amor.
La escena de después es la de Clarke entrando en una habitación, tiene una discusión con Titus (precisamente sobre la "influencia" de Clarke en la comandante) y en la pelea una bala sale disparada, con la mala fortuna de que ¡oh! va a parar en las tripas de Lexa.

¿Veis el efecto kuleshov haciendo efecto? El hecho de que la escena de la muerte la hayan puesto inmediatamente después de la escena de amor se interpreta de forma atroz. Es como decir "esto es lo que pasa cuando amas a alguien de tu mismo sexo", "esto es lo que mereces cuando te atreves a ser la líder, encima mujer y encima te atreves a querer a otra mujer", es como decir "esta es la recompensa de haber abierto tu corazón". Y ese mensaje es horrible y más en el contexto de nuestros días. Cuando se hacen matanzas por tu orientación sexual, cuando se interna en centros a personas por su orientación, cuando se rechaza a hijos porque no son heterosexuales, cuando la representación en cine y televisión es baja y encima, nefasta. Sí, es un mundo post-apocalíptico donde las barreras de la orientación sexual no existen, donde la muerte está al orden del día, donde se trata la supervivencia, pero eso no quita que los espectadores están en un presente donde las barreras a las orientaciones sexuales existen, la muerte (ya de forma externa o mediante suicidio) es algo tristemente conocido y que se basa en la supervivencia de estas personas, de querer  pasar desapercibidas más que en otra cosa porque en muchos sitios no se les acepta.

No voy a hablar del señor Rothenberg (director de la serie) y de cómo engañó al público LGTB simplemente para ganar seguidores en Twitter y audiencia para el show porque tendría que hacer una entrada dedicada solo a este... personaje, pero muchos fans estaban enganchados a la serie precisamente por Clarke, por Lexa o por la pareja o por las tres. Gente que muchas veces solo sienten el alivio de sentirse libres por lo que son en la ficción, porque hoy en día las cosas ya sabemos que no son exactamente confeti y lluvia de flores. Y lo siento mucho, pero esa no es forma de reflejar una muerte que sabes que puede y que va a afectar a tanta gente. Una serie es una historia, que lanza mensajes y si el mensaje que has lanzado no está bien pensado lo que obtienes es que la gente lo interprete de la forma que lo interpretó. Y es culpa del que lanza el mensaje, no del que lo recibe. Eso es básico en comunicación. No creo que el director quisiera dar ese efecto, simplemente quería darle un giro a la trama, un plot twist para subir audiencia. El plot twist desde luego lo dio la  escena de amor - escena de muerte, no es algo que te esperes, la verdad. Pero el resultado no fue el que él esperaba porque no lo ejecutó bien; la audiencia bajó de forma flipante. Lo cierto es que me sorprendió que renovara para cuarta temporada, pero en fin.


A pesar de todo esto y el gran revuelo y lágrimas que supuso, creo que se logró algo bueno. Fue una llamada de atención de parte de miles de personas, que  se movilizaron creando hashtags de rechazo a esta muerte durante todos los días, consiguiendo hacer TT en muchos países e incluso globalmente. Se consiguieron recaudar 40.000$ para el Trevor Project, un proyecto de ayuda a adolescentes LGTBQI en peligro de cometer suicidio. Algunas marcas como Maybelline retiraron la promoción de sus productos de la serie a modo de protesta y algunas personalidades del mundo de la televisión y productoras se unieron e impulsaron un movimiento que sigue en marcha, para evitar que cosas como esta vuelvan a pasar; su nombre, LGTB fans deserve better, comúnmente conocida como "The Lexa Pledge" (El compromiso Lexa) y todo para abogar por un cambio real en la calidad de los personajes LGTBIQ del trato que reciben por parte de guionistas, directores... Podéis leer el compromiso aquí. 

Así que esta es la historia del Efecto Lexa, personaje recurrente, convertido en rayo de esperanza y que después de morir se ha transformado en un símbolo (algunos la llaman The Gay Mockingjay, el sinsajo gay) de que las cosas se pueden hacer de otra manera, que solo es una cuestión de esfuerzo y de ganas,  que nuestra lucha NO ha acabado y que la vida es algo más que sobrevivir.

OSO GONPLEI STE NOU ODON



De personas que se marchan.

3.8.16


El 17 de junio perdí a mi abuela.

Era una mañana soleada como cualquier otra. Llevaba muy enferma desde hacía años, solo que los últimos meses se había puesto peor. Pero ya estaba acostumbrada a que estuviera enferma. Se pondría mejor y la enviarían a casa. Solo era una mala racha. Pasaría y podría ir a su casa, sin hospitales ni camillas. Eso me decía. Pero al final pasó lo que no quería que pasase.

Mi madre nos despertó a mi hermana y a mi para darnos la noticia. ¿Sabéis cual fue mi respuesta? "Vale" y me volví a tumbar en la cama, con cada sentimiento bloqueado. "Qué insensible", pensareis. Yo también lo pensé. Pero es la verdad. He visto miles de películas, series y he leído cientos de libros donde se refleja lo que pasa cuando alguien cercano muere. La rabia, el dolor, las lágrimas. Y yo no sentí nada de eso. Simplemente no sentí nada, por lo menos, en las primeras horas.

Sí, he perdido personas antes, pero esto era diferente, porque mi abuela lo era. 
Mi abuela era alguien que siempre estaba ahí. 
Mi abuela era la que me acogía en su casa cuando mis padres trabajaban todo el día.
Mi abuela era la que me limpiaba el barro de las manos cuando volvía de jugar.
Mi abuela era la que más se alegraba con mis logros, la que le restaba importancia a mis fracasos.
Mi abuela era quien más me animaba a estudiar, porque ella no había podido hacerlo, porque no tuvo la oportunidad de ofrecerle a sus hijos una formación más compleja.
Mi abuela era la que se despedía de mi llamándome "mi niña", qué siempre se preocupaba de cómo estaba, qué hacía, la única persona cuyas alabanzas creía. 
Mi abuela era, pero ya no es.

Así que simplemente me quedé en mi cama, tumbada, escuchando a mi hermana llorar en la habitación de al lado y preguntándome por qué yo no podía. Me parecía tan irreal que el sol hubiera salido como todos los días, que los pajaritos de mi vecina siguieran cantando como de costumbre, como si no importara que ella ya no estuviera. Me pareció tan injusto, tan insultante y me sentí tan impotente que todo siguiera rodando y yo no supiera qué hacer, qué decir o qué sentir. Mi infancia la había vivido con ella, no tanto mi adolescencia, pero no sé porqué, la tenía como un pilar seguro en mi vida. ¿Y sabéis lo que pasa cuando un pilar se cae? La estructura se tambalea y, si es muy importante, todo se viene abajo. Ella era uno de los centrales. Y todo se me vino encima.

Los días pude sobrellevarlos. de alguna forma, ver a todos a mi alrededor tristes me bloquea emocionalmente. Me mantenía ocupada, sin pensar y sin sentir. Por eso las noches eran lo peor, porque lo más difícil es escapar de tu propia mente. Esa que me decía que ya no volvería a verla en su sillón, riendo con alguna telenovela o riendo por alguna chorrada que le había contado. ¡Qué satisfacción es hacer reír a alguien a quien quieres! Pero ya no podría, ya no más. ¿Cómo sería ahora ir a su casa y ver ese mismo sillón vacío? ¿Cómo serian ahora las Navidades? ¿Qué haría mi abuelo? 

Dos días más tarde tenía que partir hacia Barcelona, justamente su hogar durante muchos años antes de mudarse al pueblo donde vivo. Le había contado que iba a ir, en el hospital, tratando de animarla un poco. Esa fue la última vez que la vi. El día 19 partí hacía esa ciudad, pero me sentía pequeña, torpe, insegura, dolorida y asustada. Yo sola, en una ciudad grande y con todo lo que tenía por delante, todo lo que ya no podría terminar de contarle. sé que es injusto por mi parte. Estaba muy enferma, sufría y lo único peor que ver a alguien a quien quieres morir es saber que sufre y que tú no puedes hacer nada. Y ahí estaba yo, sintiéndome terriblemente egoísta porque no quería que se fuese y sintiéndome terriblemente horrible porque la única solución que quedaba para que dejara de sufrir era justamente esa. 

No escribo esto sin dolor. Aquel 17 de junio una parte de mi se fue con ella. Casi pude ver como una pequeña versión de mi, de unos 5 añitos se alejaba de la mano con ella, despacio, dándome la espalda y yo me quedaba en el suelo, tirada, llamándolas sin éxito para que volvieran. O así fue como lo sentí. 

Sé que es ley de vida, que los abuelos no son eternos, que todo el mundo (o casi todos) les toca vivir esto. Pero saberlo no lo hace fácil, ni llevadero. Te rompe y aunque la brecha para de sangrar la cicatriz sigue ahí. Y la llevas contigo. Y hay días que pesa más que otros pero no puedes hacer nada más que mirarla, cerrar los ojos recordando por quién sangraste y seguir adelante.

Hoy es uno de esos días en las que la cicatriz me pesa más que otros y por eso me apetecía sacar un poco fuera. Las letras siempre me han dado consuelo, pero esta vez no busco nada más que plasmar el recuerdo de alguien (de las pocas personas) a quien he querido mucho.

S.N.

Nuevo año, nueva música

29.7.16



Hoy, después de muchas semanas sin publicar nada os traigo una entrada muy movida. ¿Y por qué? Pues porque me apetecía escribir una entrada sobre nuevos cantantes/grupos/compositores que he descubierto este año. He esperado hasta ahora para tener material para una entrada consistente, así que allá va.

Primero de todo quiero compartir con vosotros cómo consigo descubrir música nueva, por si os es de utilidad en algún momento (sí, todos hemos vivido ese momento de odio-amor con cierta cancioncilla pero cuyo nombre o artista eran totalmente desconocidos para nosotros). Bien, la mayor parte de las canciones que "descubro" es gracias a las 248495803943 series que sigo, pero ¿cómo solucionar el problemita Titulo canción - Artista? Hay varias maneras:
  1. La primera de ellas es mediante la aplicación Shazam, que es una aplicación que puedes activar cuando suena un fragmento de canción y te dice a qué canción pertenece (con título y nombre y toda la parafernalia). Es una aplicación gratuita que puedes descargar tanto para iPhone como para sistema Android. ¿Problemas? Consume datos, es lenta (tanto que cuando se enciende por fin la canción ya ha acabado y te quedas con cara de panoli) y por mi experiencia, poco útil. Pero podéis intentarlo si vuestro móvil no es un potatomovil como el mío.
  2. La segunda opción (y la que yo más aconsejo) es Tunefind. Tunefind es una web que recopila las canciones de series por capítulos. También de las películas y es 100 % exacta. Además, puedes registrarte y tiene otros apartados, como la de música del momento, artistas...etc. Pero vamos, para nuestro propósito es ideal.
  3. La tercera opción va específicamente para esas cancioncillas de spots de televisión que se nos meten en la cabeza y no podemos parar de tatarear. Normalmente con una búsqueda del spot + nombre de la canción suele salir, pero si no es así, existe Canciones de la televisión de nuevo una web que recopila las canciones de los spots del momento, con enlaces a Youtube para que puedas escuchar desde el mismo sitio la canción que andas buscando.
  4. Otras formas: Spotify. No es la forma más exacta de buscar canciones, pero si sabemos el artista podemos encontrarla con facilidad, lo mismo si solo sabemos el título, ya que aparecen todas las canciones con ese mismo titulo y su artista. Por otra parte, existen excelentes playlists creadas por usuarios de famosas series y películas, como Teen Wolf o The Vampire Diaries que las recogen TODAS *grito fangirl*. Además, podemos encontrar playlist que crea la propia web de varias temáticas si le damos al botón de Explorar.
Expuesto esto, os comento las nuevas adquisiciones musicales que me he topado este año:

  • Ruelle, es el nombre que usa Maggie Eckford como pseudónimo, aunque anteriormente ya había grabado con su nombre real. Las canciones  más famosas son War of hearts (que aparece en el momento Malec de Shadowhunters). La intro de Shanara Chronicles es Unitl we go down o Monsters, que aparece en Scream Queens y de nuevo, Shadowhunters. Es una música con letras de tono algo oscuro y vibrante, con piano, elementos electrónicos... Particularmente a mi me recuerda a Lorde.

  • Dorothy. Es un grupo y es genial. Es una banda muy joven, que fecha de 2014. Tiene ese tipo de letras que a mi me encantan, de las que hablan de la noche, con lenguaje descarado, el diablo, desengaño amoroso, la energía de alzarse...etc. Con mucho bajo y batería, muy al estilo garage rock y una voz potente. Las que más me gustan son Wicked ones, Raise Hell y Get up Si os gusta The Pretty Reckless o Halestorm, creo que os gustará. 

  • Peter Gundry, es un compositor de música instrumental que oscila entre musica de evocación pagana, celta... Con notas bastante oscuras. Suele hacer discos temáticos, como si contara historias con música instrumental. Las canciones que me enamoraron fueron The Vampire Masquerade, Dawn of the mage y Jewel of the ocean. Si estáis escribiendo alguna historia de miedo, paranormal o de fantasía o, porque no, si estás escribiendo en general os recomiendo encarecidamente que visitéis su obra, es muy muy inspiradora.
  • Elle King. La descubrí por casualidad en una playlist llamada "Femme Fatal" y me enamoró. Tiene una voz muy personal y un estilo pegadizo. La canción por la que la descubrí es Ex's and Oh's, que suena ahora mucho en la radio (y es perfecta para bailar zumba, por cierto). Recientemente escuché  a esta artista en la serie Lucifer, donde aparecía con la canción Where the devil don't go (muy acertada para la serie, la verdad) y también aparece en Ghostbusters, con la canción Good girls.

  • Gin Wigmore, al igual que Elle King, tiene una voz muy personal, que juega con un estilo llamado pop-folk. Mi preferida es Black Sheep, que descubrí por casualidad en una playlist fan de The raven boys y con la que me sentí muy identificada. Pero tiene otras como Kill of the night, que si no me equivoco aparece en The vampire diaries; Poison y Sweet Hell también merecen una oportunidad. Por cierto, si os gusta Amy Winehouse, os gustará. La voz, el sonido y la temática de las letras es bastante parecida.
  • Abel Korzeniowski, el compositor del soundtrack de Penny Dreadful. Simplemente sublime: submundo, monstruos, el mal y el bien y Londres victoriano pero en música, ¿Qué más necesitáis?
  • Tree Adams es el compositor al que le encargaron el soundtrack de la tercera temporada de The 100. Especialmente una de las (pocas) cosas que me han gustado esta temporada ha sido precisamente la muy acertada música que la acompaña. Me quedé totalmente prendada en la escena Clexa del 3x07 y mucho antes con el Ontari theme. Está disponible en Spotify, pero también la podéis comprar en iTunes.
  • Canciones sueltas: Absolutamente obsesionada con White Rabbit, de Jefferson Airplane. Una versión de esta canción cantada por Emiliana Torrini salía en Sucker Punch y precisamente esa versión aparece en un capítulo de 12 monkeys. Si os gusta Alicia en el País de las Maravillas os recordará a algunas escenas del libro.


o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Y esto es todo por el momento. ¿Qué os ha aparecido? Espero haberos descubierto nueva música y haberos ayudado. Ya me contaréis qué tal vuestras pesquisas. Podéis comentarme por Twitter si queréis, sois bienvenidos. Un abrazo.

La chica de medianoche, Melissa Grey

1.7.16


La chica de medianoche (The girl at midnight), de Melissa Grey
352 págs. | Editorial Puck | 14,50€
Novela, fantasía, magia, razas
Publicado en 2015

Bajo las calles de Nueva York, ocultos a los humanos, viven los Avicen, una antigua raza de seres mágicos. Pero mucho cuidado, porque si te topas con ellos tu vida nunca volverá a ser la misma. 

Desde que conoció a Ala, una mágica criatura con plumas por cabello y unos ojos insondables, Eco, de diecisiete años, vive a caballo entre su propio mundo y la antigua raza de los Avicen. Eco, que huyó de casa siendo una niña, ha encontrado en el Nido el único hogar que ha conocido. Pero no todos los Avicen son como Ala, y algunos no ven con buenos ojos la presencia de una chica humana entre ellos…¿Cómo convencerlos de su lealtad?  La ocasión se presenta cuando encuentra una pista que podría conducirla al mítico pájaro de fuego, un ser infinitamente poderoso que –según la leyenda– es capaz de poner fin al eterno enfrentamiento entre los Avicen y el pueblo de los Drakharin. Eco aún no imagina que todo cuando creía saber sobre el bien y el mal está a punto de cambiar. Ni que el encuentro entre una chica de hoy y un joven Drakharin puede ser… explosivo. 

Entretejiendo el amor con el humor, la magia con la sensibilidad, Melissa Grey ha logrado un debut espectacular sobre una chica actual inmersa en un antiguo conflicto. Imprescindible para los adictos a Cazadores de sombras e Hija de humo y hueso.

Si os digo que lo primero que me llamó la atención no fue la portada os estaría mintiendo. No soy especialmente fan de los cambios de portada de ediciones extranjeras porque suelen cambiar a peor, pero esta vez he tenido que morderme la lengua, porque la edición española es mucho más bonita que la original, que tampoco se queda corta (es del mismo diseñador que hizo las portadas de la trilogía Grisha, de Leigh Bardugo). Y creo que es todo un acierto porque lo primero que me pregunté fue ¿qué es ese ser que me mira desde detrás del título? Y es que una de las cosas que más me han agradado del libro son, precisamente, las dos razas que ha creado Grey.

La chica de medianoche es una novela escrita en tercera persona del pasado que va alternando el punto de vista entre los dos protagonistas; Eco y Caius. No es una novela muy larga, de capítulos cortos y amenos, pero aun así logra dosificar la información de forma cómoda, sin que el lector llegue a percibirlo como explicaciones, sino que está bien integrado en la historia, cosa que se agradece en estos géneros. Melissa Grey tiene personalidad a la hora de escribir y esto se deja notar en su narración. Tengo que admitir que soy una fan incondicional de la famosa página Wordables, donde puedes aprender un montón de palabras de las cosas más inesperadas. Bueno, pues en la novela Eco también es una gran fan de las palabras y aparecen algunas de ellas insertadas en la narración, cosa que me ha parecido genial. Por otro lado, a pesar de ser una narración en tercera persona no duda en meterse en la mente de los protagonistas y explicar sus pasados o fragmentos de este mediante flashbacks que suponían capítulos enteros.

Portada UK vs Portada EEUU

En cuanto a la originalidad de la historia, he encontrado que tiene muchos puntos parecidos a Cazadores de Sombras, por lo que en este aspecto no me ha parecido demasiado original, la verdad. Lo que sí he encontrado original es las dos razas que ha creado Melissa Grey, la de los Avicen y los Drakharin, que luchan entre sí desde Dios sabe cuanto y que llevan siglos enzarzados en una guerra que apenas ya se recuerda cómo empezó. Eco, una humana, se ve metida en este mundo apartada de los humano, como una más.


En lo que respecta a los protagonistas con la que más he conectado ha sido con Eco. Eco es una superviviente, se adapta a lo que le echen y se gana la vida robando para sobrevivir en un mundo de seres que no son humanos. Tiene un pasado algo turbio y guarda mucho más de lo que deja ver a los demás. Y es muy leal a sus amigos, aunque esta lealtad se vea puesta a aprueba en numerosas ocasiones. Pero sobre todo, es una chica que sabe manejarse en un mundo lleno de magia a pesar de ser humana.
"Los humanos hacen arte para recordar y ser recordados. El arte es su arma contra el olvido."

A pesar de esto, no he podido evitar establecer paralelismos entre Cazadores de sombras y La chica de medianoche. Caius me ha recordado ligeramente a Jace. Dorian, a Alec, Jasper a Magnus... ¿Coincidencia? Puede ser, pero teniendo en cuenta que la acción tiene lugar mayormente en Nueva York, que las dos razas se ocultan de los humanos y que en apariencia una humana se encuentra en medio de ellas... En fin. 

En general es una novela predecible, en la mayor parte del tiempo ya sabía por dónde iban a ir los tiros, por lo que si habéis leído bastante anticipareis casi todo lo que sucede. Con esto quiero decir que las ideas están bien, pero la relación entre ellas es la misma que puedes encontrar en otras decenas de novelas. En resumen, buena idea pero ejecución dudosa, alejándose de los tópicos o tomándolos con otra perspectiva habría ganado muchísimo. La acción abunda, sí, pero como ya os digo, es demasiado predecible.

"Los jóvenes se creen siempre invencibles, hasta el momento mismo en que averiguan que no lo son. a las malas, normalmente".

Sin embargo, creo que es una historia que tiene potencial y que puede dar la sorpresa (o acabarse de hundir) en las siguientes entregas, por lo que se podría decir que la historia atrae por cómo se va a resolver y espero (espero) que la segunda parte me sorprenda para bien. Desde luego, el desenlace deja una buena premisa para salvar la trama alejándola de lo típico, pero para saber si los tiros van como digo, tendremos que esperar a la segunda parte.



Trilogía

1. La chica de medianoche (The girl at midnight
2. The shadow hour (publicado en EEUU el julio de 2016)
3. The savage dawn (2017) 


Podéis escuchar la playlist aquí:



3/5


Sobre nuevas etapas

15.6.16



¡Hola a todos! No, no os habéis equivocado de blog, este es el nuevo aspecto e identidad de mi nuevo rinconcito (antes conocido como Libros Mecánicos). Vamos, que virtualmente hablando es casi como si hubiera remodelado la casa entera. ¿Y por qué este cambio tan repentino?

La verdad es que repentino, lo que se dice repentino, no ha sido. Ya llevaba unos meses pensando en un cambio así, dejando atrás la etapa de reseñas y un contenido enfocado exclusivamente a la literatura. Y es que resulta que no quiero hablar solo de libros, aunque muchas de las entradas seguirán girando entorno a este tema. A parte de la literatura me interesan otras cosas, como las series, las películas, el arte, la fotografía, la creatividad y el proceso de escritura y no me parecía justo dedicar este espacio solo a una de mis pasiones, de modo que el cambio va enfocado a eso; abarcar más para poder expresarme en relación a mis otros gustos.

Y además, coincide en un momento de mi vida en el que estoy cambiando. Parece que es el típico tópico pero es verdad que con el primer año de universidad la gente cambia, por lo que me parecía necesario adaptar este lugarcito a mi nueva realidad también y poderla compartir con vosotros.  

Espero que os guste en cambio y leías con la misma ilusión de siempre las nuevas entradas que están por venir. Y sobre todo gracias por seguir aquí a pesar de la inactividad del blog, intentaré darle un empujón este verano y ponerme las pilas. 

¡Besitos!

The Raven Boys: La profecía del cuervo, Maggie Stiefvater

9.5.16

La profecía del cuervo (The Raven Boys), Maggie Stiefvater
424 págs. | Ediciones SM | 14,96€
Fantasía, misterio, magia
Publicado en 2012



Cada año, la noche de San Marcos, Blue Sargent acompaña a su madre al camino de los espíritus para ver a los que morirán en los siguientes doce meses. Sin embargo, este año es distinto: Blue, la única de su familia que no tiene facultades adivinatorias, ha visto a uno de estos espíritus, y eso solo puede significar que es su amor verdadero o que lo va a matar.  Él se llama Gansey y es el estudiante más rico del colegio privado más elitista de la zona, la Academia Aglionby, cuyo emblema es un cuervo que todos los estudiantes llevan bordado en el jersey. Junto a Adam, un estudiante brillante, celoso del poder económico de sus compañeros; Ronan, un chico con problemas emocionales desde la muerte de su padre, y Noah, el observador taciturno que apenas habla, forman los chicos del cuervo, y están empeñados en descubrir la ubicación de la tumba del último rey galés, Glendower, el Rey Cuervo.  Blue sabe que debe mantenerse alejada de ellos, porque los chicos del cuervo siempre traen problemas. Aunque nunca podría imaginarse el siniestro y oscuro mundo que los rodea, donde la magia dejará de ser un juego para convertirse en una amenaza mortal.
La profecía del cuervo (*nunca me escucharéis decir profecía en público porque se me lengua la traba y nope), es el libro que inicia la saga The Raven Cycle, de la autora Maggie Stiefvater y que llevaba mucho tiempo queriendo leer. Podría hacer una disertación sobre por qué me parece fatal que hayan traducido a medias el titulo en el primer libro, y también podría hacer una disertación sobre lo mal que me parece que la editorial SM no vaya a publicar el último libro de la saga en España, pero lo cierto es que me ha parecido un libro tan increíble que sería desmerecerlo por completo. 

Las dos cosas  que más me gustan de Stiefvater son sus personajes complejos y su narración. En esta ocasión, la novela está narrada en tercera persona, pero con un narrador muy implicado. Tanto es así que se llega a introducir muchas veces frases en modo indirecto de la voz del personaje que está siguiendo el narrador en cada momento, cosa que me ha parecido todo un acierto, ya que los protagonistas principales son cinco (Gansey, Blue, Ronan, Adam y en menor medida, Noah) y hacer una novela a cinco voces es un poco complicado (no imposible) tanto para meterse en ella como lector, como para salir airoso como escritor. 

Además, el estilo de Maggie es muy ameno. Es una escritora con un estilo muy personal, muy lírico. Es una maestra de la narración, como ya me demostró con su trilogía Los lobos de Mercy Falls, pero esta vez incluso va más allá. He hecho una prueba; abrir el libro por cualquier página e intentar descifrar quién narra en cada momento sin necesidad de recurrir a nombres y la verdad es que he podido identificarlo perfectamente. La narración cambia completamente según qué personaje la lleve, aunque sea en tercera persona. Los diálogos, los monólogos interiores, los gestos, las expresiones... todo contribuye a delimitar cada personaje y cada uno de ellos es un mundo y eso es algo que me ha llamado mucho la atención, porque he conectado con ellos de una forma que en otros libros me cuesta muchísimo más. Los capítulos son también bastante cortos. Maggie no es muy fan de las descripciones aburridas, en todas hay algo que destacar, por lo que se hace muy dinámico y sobre todo, entretenido, a la hora de leer. Eso sí, ha habido algunas situaciones y escenas que me las olía mucho antes de que se resolvieran, por lo que no me ha sosprendido mucho en ciertos aspectos en los que sí que lo tendría que haber hecho, pero ha sido en contadas ocasiones.

Por lo que respecta a los personajes, como ya he dicho, son muy redondos y cuentan con numerosos matices y eso que es el primer libro y (como dicen en mi pueblo) no sabemos de la misa ni la mitad. Pero el rasgueo superficial que se ha dado ya en el primer libro deja muchas incógnitas que responder en los siguientes. En general, todos ellos tienen su toque, pero lo más intersante es la dinámica de grupo que se establece y los roles que desempeñan cada uno dentro de ella. Pero por diferencia, el personaje que más destaca, en mi opinión, es Ronan. Es complejo y aunque parece distante, tiene mucho peso en la historia, como bien deja claro al final. Es el tipo de personaje que sé que me va a sorprender, que tiene mucho más de lo que muestra y que sabes que tiene muchos secretos, pero te encanta que se vayan descubriendo poco a poco. Y creo que Maggie ha sabido crear una personalidad muy fuerte en Ronan, no solo por lo obvio (sus peleas, lenguaje venenoso y sin ningún tipo de filtro a la hora de decir lo que piensa), sino porque logra que te hagas una idea de cómo será en el resto del libro pero poco a poco te la va demoliendo a medida que avanzas. Es frustrante pero a la vez una genialidad. Lo mismo podría decir de Adam, Noah y Gansey.

La gente siempre lo abandonaba. Él, sin embargo, no parecía capaz de abandonar a nadie.
 Por otro lado, a parte de la historia de la búsqueda de Glendower y los problemas de Blue con su destino, se tocan algunos temas que me gustaría mencionar, como son la pérdida de un familiar, el abuso (hay una escena que me dejó blanca, de verdad), problemas de autoestima, superación personal, el engaño de las apariencias, la mala relación con algún familiar, retrata, de alguna forma, la minusvalía (sobre todo por lo que respecta a Blue), la clase baja y la dificultad de acceder a la educación... y seguro que hay más que se me escapan ahora mismo. Y quería mencionarlo porque esta es una prueba más de que pueden tratarse temas actuales y de importancia social aunque sea un libro de "fantasía" y vaya dirigido a jóvenes-jóvenes adultos y tratarse con honestidad y sin tapujos. Sí, es un libro de fantasía, pero los problemas son tan reales que se escapan de las páginas. Y la verdad es que eso llega mucho a los lectores.

Por lo que respecta al final, es un gancho enorme. Fue muy divertido leerlo, porque pasas del nudo en la garganta con la escena tan triste que les toca vivir al grupo a quedarte en shock con la última frase.  Y yo acabé de leerlo el clase y mi compañera se reía de las caras que ponía mientras lo hacía. Pero como digo, es una final muy a la altura del resto del libro y que deja unas expectativas bastante altas. En genral, un muy buen incio de la que  ya se plantea como una gran saga. Espero que no decepcione en los siguientes libros.

Saga The Raven Cycle

1. La profecía del cuervo
2. Saqueadores de sueños
3. Blue Lily, Lily Blue
4. El rey cuervo (no se va a publicar en España, SM lo ha comunicado)

4'5/5



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...