La chica de medianoche, Melissa Grey


La chica de medianoche (The girl at midnight), de Melissa Grey
352 págs. | Editorial Puck | 14,50€
Novela, fantasía, magia, razas
Publicado en 2015

Bajo las calles de Nueva York, ocultos a los humanos, viven los Avicen, una antigua raza de seres mágicos. Pero mucho cuidado, porque si te topas con ellos tu vida nunca volverá a ser la misma. 

Desde que conoció a Ala, una mágica criatura con plumas por cabello y unos ojos insondables, Eco, de diecisiete años, vive a caballo entre su propio mundo y la antigua raza de los Avicen. Eco, que huyó de casa siendo una niña, ha encontrado en el Nido el único hogar que ha conocido. Pero no todos los Avicen son como Ala, y algunos no ven con buenos ojos la presencia de una chica humana entre ellos…¿Cómo convencerlos de su lealtad?  La ocasión se presenta cuando encuentra una pista que podría conducirla al mítico pájaro de fuego, un ser infinitamente poderoso que –según la leyenda– es capaz de poner fin al eterno enfrentamiento entre los Avicen y el pueblo de los Drakharin. Eco aún no imagina que todo cuando creía saber sobre el bien y el mal está a punto de cambiar. Ni que el encuentro entre una chica de hoy y un joven Drakharin puede ser… explosivo. 

Entretejiendo el amor con el humor, la magia con la sensibilidad, Melissa Grey ha logrado un debut espectacular sobre una chica actual inmersa en un antiguo conflicto. Imprescindible para los adictos a Cazadores de sombras e Hija de humo y hueso.

Si os digo que lo primero que me llamó la atención no fue la portada os estaría mintiendo. No soy especialmente fan de los cambios de portada de ediciones extranjeras porque suelen cambiar a peor, pero esta vez he tenido que morderme la lengua, porque la edición española es mucho más bonita que la original, que tampoco se queda corta (es del mismo diseñador que hizo las portadas de la trilogía Grisha, de Leigh Bardugo). Y creo que es todo un acierto porque lo primero que me pregunté fue ¿qué es ese ser que me mira desde detrás del título? Y es que una de las cosas que más me han agradado del libro son, precisamente, las dos razas que ha creado Grey.

La chica de medianoche es una novela escrita en tercera persona del pasado que va alternando el punto de vista entre los dos protagonistas; Eco y Caius. No es una novela muy larga, de capítulos cortos y amenos, pero aun así logra dosificar la información de forma cómoda, sin que el lector llegue a percibirlo como explicaciones, sino que está bien integrado en la historia, cosa que se agradece en estos géneros. Melissa Grey tiene personalidad a la hora de escribir y esto se deja notar en su narración. Tengo que admitir que soy una fan incondicional de la famosa página Wordables, donde puedes aprender un montón de palabras de las cosas más inesperadas. Bueno, pues en la novela Eco también es una gran fan de las palabras y aparecen algunas de ellas insertadas en la narración, cosa que me ha parecido genial. Por otro lado, a pesar de ser una narración en tercera persona no duda en meterse en la mente de los protagonistas y explicar sus pasados o fragmentos de este mediante flashbacks que suponían capítulos enteros.

Portada UK vs Portada EEUU

En cuanto a la originalidad de la historia, he encontrado que tiene muchos puntos parecidos a Cazadores de Sombras, por lo que en este aspecto no me ha parecido demasiado original, la verdad. Lo que sí he encontrado original es las dos razas que ha creado Melissa Grey, la de los Avicen y los Drakharin, que luchan entre sí desde Dios sabe cuanto y que llevan siglos enzarzados en una guerra que apenas ya se recuerda cómo empezó. Eco, una humana, se ve metida en este mundo apartada de los humano, como una más.


En lo que respecta a los protagonistas con la que más he conectado ha sido con Eco. Eco es una superviviente, se adapta a lo que le echen y se gana la vida robando para sobrevivir en un mundo de seres que no son humanos. Tiene un pasado algo turbio y guarda mucho más de lo que deja ver a los demás. Y es muy leal a sus amigos, aunque esta lealtad se vea puesta a aprueba en numerosas ocasiones. Pero sobre todo, es una chica que sabe manejarse en un mundo lleno de magia a pesar de ser humana.
"Los humanos hacen arte para recordar y ser recordados. El arte es su arma contra el olvido."

A pesar de esto, no he podido evitar establecer paralelismos entre Cazadores de sombras y La chica de medianoche. Caius me ha recordado ligeramente a Jace. Dorian, a Alec, Jasper a Magnus... ¿Coincidencia? Puede ser, pero teniendo en cuenta que la acción tiene lugar mayormente en Nueva York, que las dos razas se ocultan de los humanos y que en apariencia una humana se encuentra en medio de ellas... En fin. 

En general es una novela predecible, en la mayor parte del tiempo ya sabía por dónde iban a ir los tiros, por lo que si habéis leído bastante anticipareis casi todo lo que sucede. Con esto quiero decir que las ideas están bien, pero la relación entre ellas es la misma que puedes encontrar en otras decenas de novelas. En resumen, buena idea pero ejecución dudosa, alejándose de los tópicos o tomándolos con otra perspectiva habría ganado muchísimo. La acción abunda, sí, pero como ya os digo, es demasiado predecible.

"Los jóvenes se creen siempre invencibles, hasta el momento mismo en que averiguan que no lo son. a las malas, normalmente".

Sin embargo, creo que es una historia que tiene potencial y que puede dar la sorpresa (o acabarse de hundir) en las siguientes entregas, por lo que se podría decir que la historia atrae por cómo se va a resolver y espero (espero) que la segunda parte me sorprenda para bien. Desde luego, el desenlace deja una buena premisa para salvar la trama alejándola de lo típico, pero para saber si los tiros van como digo, tendremos que esperar a la segunda parte.



Trilogía

1. La chica de medianoche (The girl at midnight
2. The shadow hour (publicado en EEUU el julio de 2016)
3. The savage dawn (2017) 


Podéis escuchar la playlist aquí:



3/5


The Raven Boys: La profecía del cuervo, Maggie Stiefvater

La profecía del cuervo (The Raven Boys), Maggie Stiefvater
424 págs. | Ediciones SM | 14,96€
Fantasía, misterio, magia
Publicado en 2012



Cada año, la noche de San Marcos, Blue Sargent acompaña a su madre al camino de los espíritus para ver a los que morirán en los siguientes doce meses. Sin embargo, este año es distinto: Blue, la única de su familia que no tiene facultades adivinatorias, ha visto a uno de estos espíritus, y eso solo puede significar que es su amor verdadero o que lo va a matar.  Él se llama Gansey y es el estudiante más rico del colegio privado más elitista de la zona, la Academia Aglionby, cuyo emblema es un cuervo que todos los estudiantes llevan bordado en el jersey. Junto a Adam, un estudiante brillante, celoso del poder económico de sus compañeros; Ronan, un chico con problemas emocionales desde la muerte de su padre, y Noah, el observador taciturno que apenas habla, forman los chicos del cuervo, y están empeñados en descubrir la ubicación de la tumba del último rey galés, Glendower, el Rey Cuervo.  Blue sabe que debe mantenerse alejada de ellos, porque los chicos del cuervo siempre traen problemas. Aunque nunca podría imaginarse el siniestro y oscuro mundo que los rodea, donde la magia dejará de ser un juego para convertirse en una amenaza mortal.
La profecía del cuervo (*nunca me escucharéis decir profecía en público porque se me lengua la traba y nope), es el libro que inicia la saga The Raven Cycle, de la autora Maggie Stiefvater y que llevaba mucho tiempo queriendo leer. Podría hacer una disertación sobre por qué me parece fatal que hayan traducido a medias el titulo en el primer libro, y también podría hacer una disertación sobre lo mal que me parece que la editorial SM no vaya a publicar el último libro de la saga en España, pero lo cierto es que me ha parecido un libro tan increíble que sería desmerecerlo por completo. 

Las dos cosas  que más me gustan de Stiefvater son sus personajes complejos y su narración. En esta ocasión, la novela está narrada en tercera persona, pero con un narrador muy implicado. Tanto es así que se llega a introducir muchas veces frases en modo indirecto de la voz del personaje que está siguiendo el narrador en cada momento, cosa que me ha parecido todo un acierto, ya que los protagonistas principales son cinco (Gansey, Blue, Ronan, Adam y en menor medida, Noah) y hacer una novela a cinco voces es un poco complicado (no imposible) tanto para meterse en ella como lector, como para salir airoso como escritor. 

Además, el estilo de Maggie es muy ameno. Es una escritora con un estilo muy personal, muy lírico. Es una maestra de la narración, como ya me demostró con su trilogía Los lobos de Mercy Falls, pero esta vez incluso va más allá. He hecho una prueba; abrir el libro por cualquier página e intentar descifrar quién narra en cada momento sin necesidad de recurrir a nombres y la verdad es que he podido identificarlo perfectamente. La narración cambia completamente según qué personaje la lleve, aunque sea en tercera persona. Los diálogos, los monólogos interiores, los gestos, las expresiones... todo contribuye a delimitar cada personaje y cada uno de ellos es un mundo y eso es algo que me ha llamado mucho la atención, porque he conectado con ellos de una forma que en otros libros me cuesta muchísimo más. Los capítulos son también bastante cortos. Maggie no es muy fan de las descripciones aburridas, en todas hay algo que destacar, por lo que se hace muy dinámico y sobre todo, entretenido, a la hora de leer. Eso sí, ha habido algunas situaciones y escenas que me las olía mucho antes de que se resolvieran, por lo que no me ha sosprendido mucho en ciertos aspectos en los que sí que lo tendría que haber hecho, pero ha sido en contadas ocasiones.

Por lo que respecta a los personajes, como ya he dicho, son muy redondos y cuentan con numerosos matices y eso que es el primer libro y (como dicen en mi pueblo) no sabemos de la misa ni la mitad. Pero el rasgueo superficial que se ha dado ya en el primer libro deja muchas incógnitas que responder en los siguientes. En general, todos ellos tienen su toque, pero lo más intersante es la dinámica de grupo que se establece y los roles que desempeñan cada uno dentro de ella. Pero por diferencia, el personaje que más destaca, en mi opinión, es Ronan. Es complejo y aunque parece distante, tiene mucho peso en la historia, como bien deja claro al final. Es el tipo de personaje que sé que me va a sorprender, que tiene mucho más de lo que muestra y que sabes que tiene muchos secretos, pero te encanta que se vayan descubriendo poco a poco. Y creo que Maggie ha sabido crear una personalidad muy fuerte en Ronan, no solo por lo obvio (sus peleas, lenguaje venenoso y sin ningún tipo de filtro a la hora de decir lo que piensa), sino porque logra que te hagas una idea de cómo será en el resto del libro pero poco a poco te la va demoliendo a medida que avanzas. Es frustrante pero a la vez una genialidad. Lo mismo podría decir de Adam, Noah y Gansey.

La gente siempre lo abandonaba. Él, sin embargo, no parecía capaz de abandonar a nadie.
 Por otro lado, a parte de la historia de la búsqueda de Glendower y los problemas de Blue con su destino, se tocan algunos temas que me gustaría mencionar, como son la pérdida de un familiar, el abuso (hay una escena que me dejó blanca, de verdad), problemas de autoestima, superación personal, el engaño de las apariencias, la mala relación con algún familiar, retrata, de alguna forma, la minusvalía (sobre todo por lo que respecta a Blue), la clase baja y la dificultad de acceder a la educación... y seguro que hay más que se me escapan ahora mismo. Y quería mencionarlo porque esta es una prueba más de que pueden tratarse temas actuales y de importancia social aunque sea un libro de "fantasía" y vaya dirigido a jóvenes-jóvenes adultos y tratarse con honestidad y sin tapujos. Sí, es un libro de fantasía, pero los problemas son tan reales que se escapan de las páginas. Y la verdad es que eso llega mucho a los lectores.

Por lo que respecta al final, es un gancho enorme. Fue muy divertido leerlo, porque pasas del nudo en la garganta con la escena tan triste que les toca vivir al grupo a quedarte en shock con la última frase.  Y yo acabé de leerlo el clase y mi compañera se reía de las caras que ponía mientras lo hacía. Pero como digo, es una final muy a la altura del resto del libro y que deja unas expectativas bastante altas. En genral, un muy buen incio de la que  ya se plantea como una gran saga. Espero que no decepcione en los siguientes libros.

Saga The Raven Cycle

1. La profecía del cuervo
2. Saqueadores de sueños
3. Blue Lily, Lily Blue
4. El rey cuervo (no se va a publicar en España, SM lo ha comunicado)

4'5/5



Sueños de piedra, Iria G. Parente y Selene M. Pascual


Sueños de piedra, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual
573 págs. | Nocturna ediciones |16,50€
Fantasía mediaveal, romance, drama, autoconclusivo
Publicado en 2015

Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros.

Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad. En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta... y del recuerdo del hombre al que ha matado.

Érase una vez...
No creo que vaya a decir nada que no se haya dicho ya. Pero allá vamos.
Os describo primero la parte más técnica para después ponerme a fangirlear tranquilamente. Sueños de Piedra es una novela autoconclusiva (aunque habrá un spin-off de la historia cuyos protegonistas serán Hazan y Clarence). Los capítulos son cortos y alternan el punto de vista de Arthmael, un príncipe muy mujeriego  al que acaban de desheredar y Lynne, una prostituta que huye del prostíbulo donde ha permanecido atrapada durante años. La narración es fluida, no se recrea demasiado en descripciones porque abundan sobre todo las reflexiones y los pensamientos de los dos protagonistas. Y hay muchísima acción, por lo que te mantiene pegada a sus páginas, deseando saber qué pasa y qué movimientos darán los protagonistas.

Respecto a estos tengo que decir que la evolución es increíble. He leído sagas cuyos personajes no presentaban ni la mitad del nivel de evolución  que hay en esta novela. Y tanto la trama como la historia personal de cada personaje se entrelazan de forma muy inteligente, dosificada para que no resulte pesada y sea otro incentivo que invite a seguir leyendo. Además, existe un balance perfecto entre drama y humor, por lo que tanto las risas como las lágrimas están asegurados.

Pero lo cierto es que Sueños de piedra es una historia que es digna de mi admiración por muchísimas razones. Voy a intentar exponerlas sin hacer que esto se haga muy largo. La primera razón es que Iria y Selene han creado unos personajes que respiran por si solos. Desde el primer capítulo te sorprenden, te intrigan y mueven algo dentro de ti, sobre todo Lynne. Sorprende ya desde el principio el enorme contraste; tenemos a Arthmael, un principe que siempre lo ha tenido todo, con aspiraciones ambiciosas, muy mujeriego y poco serio. Y en contraste tenemos a Lynne. Debo admitir que me quedé a cuadros cuando leí el primer capítulo que narraba ella, que en el orden de capítulos es el segundo. Claro, tu empiezas riéndote y disfrutando con Arthmael, con sus pensamientos tontos, y después lees a Lynne y se te desmonta toda la primera impresión de la novela. Te das cuenta de que es una historia mucho más seria de lo que al principio crees, mucho más intensa, también.

No necesitas ningún... hechizo para hacer realidad todo lo que desees. Sé que tú puedes conseguirlo por ti misma. Sé que puedes ser todo lo que te propongas. No dejes... No dejes que nadie te haga creer lo contrario. Yo creo en ti. ¿Significa algo eso? - Arthmael.

La segunda razón es que la historia le da una vuelta de 180º a muchos tópicos. ¿Recordáis todos los cuentos o novelas de caballerías donde el caballero salva a la dama de monstruos o villanos y el héroe era la perfección personificada? Pues en Sueños de Piedra las autoras han cogidos estos estereotipos, los han dejado delicadamente en el suelo y le han pegado una santa patada. Lo cierto es que mientras leía no paraba de pensar que era como una novela de caballerías pero desde una visión actualizada, ligada a nuestro presente, más que nada por los temas que trata.

La tercera  razón es que Sueños de piedra es una joya de la literatura fantástica juvenil. Es el perfecto ejemplo de cómo una historia de fantasía puede perfectamente extrapolar unos problemas que actualmente están vigentes en la sociedad, como son el machismo, el sentirnos incapaces de alcanzar nuestros sueños, la sensación de tener que demostrar al mundo que eres digno de lo que te propones hacer... y los insertan en una historia que además va dirigida  a los más jóvenes. Sí, es una novela donde salen hipogrifos y ghuls, pero también es una historia que muestra lo que es una relación de pareja sana, visibiliza la situación de muchas mujeres en la actualidad, trata el tema de cómo superarse a sí mismo y luchar por tus sueños pese a todo. Este es el libro que  enseñaría a todo "entendido" de la materia que crítica la literatura juvenil y fantástica, que la menosprecia, que menosprecia a los que la apoyamos y que la relega a último lugar. Sueños de piedra es un zasca a todo esta gente, pero en forma de libro.

Puede que mi vida no haya sido justa. Puede que todavía duela. Puede que nunca deje de doler. PEro todo lo que he vivido me ha llevado hasta aquí. Me ha hecho ser quien soy. Me ha dado ganas de luchar. Me ha dado un sueño que quiero cumplir. Me ha hecho conocerlo. Si olvido lo malo..., perderé para siempre lo bueno. Y no quiero perderlo. No así. - Lynne

El cuarto motivo es que no hay tabús, porque si entre nosotros, los jóvenes, no tenemos, ¿por qué debería haberlos en la literatura que se escribe para nosotros? Se habla de sexo, de prostitución, del maltrato contra la mujer, de las violaciones. De hecho, hay escenas muy duras en la novela, de las que te quitan el aliento, te estrujan el corazón y te saltan las lágrimas. Supongo que lo que hace de esta historia una historia inolvidable es que no permite que nos olvidemos, irónicamente, de lo que se suele huir con la fantasía, de la realidad. Pero además, con una importante moraleja: esto que cuenta la historia pasa en la vida real, pero puede cambiarse, puedes hacer todo lo que te propongas si luchas por ello y no te rindes. Creo que es un gran mensaje y por lo que he visto, en reseñas y comentarios, es un mensaje que llega y se queda en cada lector por cuyas manos pasa esta historia. 

En cuanto al final, tengo que decir que es taquicárdico. No sabía qué esperarme, pero he estado bastante de acuerdo con la conclusión. Tiene un epílogo precioso e ideal para la historia, perfecto y esperanzador, no me cabe duda de que es uno de los mejores libros, si no el mejor, de la literatura juvenil de este 2015. Leedlo.


5/5
 
 
Lee aquí la Crónica de la presentación en Valencia del libro (17 octubre 2015)

http://libros-mecanicos.blogspot.com.es/2015/10/cronica-de-la-presentacion-de-suenos-de.html

Crónica de la presentación de Sueños de Piedra (Valencia)

Llevaba nerviosa desde el día anterior. Nunca había ido a una presentación, nunca había conocido en persona a ningún autor, nunca me habian firmado un libro y todavía no había conocido en persona a cierto unicornio  que, en algún momento del 2010 o del 2011, conocí por tuenti (sí, yo también tuve una época oscura de Tuenti, que le vamos a hacer).

De modo que allí estaba yo en la estación, cogiendo el tren y emprendiendo mi viaje de nada más ni nada menos que de una hora para llegar hasta mi destino; Valencia. Cuando llego, Anita (de Perdida en un mundo de libros) todavía está en el tren. Hablamos por Whatsapp, su tren se ha retrasado, pero dice que ya está de camino, que en 15 minutos llega. Espero. Doy vueltas por la estación. Compro chicles. Sigo esperando, incapaz de sentarme, aguardando el momento. Y por fin un tren llega y veo aparecer una cabecita de pelo rizado. ¡Es Anita! Aunque ninguna de las dos somos de abrazar (lo sabemos por nuestras conversaciones por Twitter), lo hacemos, y el miedo a quedarnos cortadas y calladas pasa enseguida. ¡Por fin, después de tantos años, nos conocemos y yo no puedo estar más emocionada!

Y marchamos hasta la Casa del Libro de Russafa. Cuando llegamos, apenas hay gente. Aún son las cuatro, pero allí está Esther, la presentadora del evento, a quien también conozco desde hace bastante y nos presentamos (es igual de maja que lo es por Twitter e incluso más si es que eso es posible). Anita y yo nos sentamos a esperar mientras hablamos de la universidad y de  libros y de hermanas y de nuestra etapa choni y de mil cosas de las que ahora no me acuerdo, mientras aquello empieza a llenarse. Y el ambiente, a pesar del poco espacio y del calor, es increíble, porque sabes que los que están a tu alrededor son "de los tuyos", que esa gente es igual que tú, de la que se pasa las noches leyendo y el día soñando con historias. Miro para todos lados, intentando reconocer a los twitteros que han estado parloteando, al igual que yo, sobre la presentación. Reconozco a algunos, pero de pronto, cuando el ambiente no puede ser más genial, llegan ELLAS y la presentación empieza.

Iria es la que más habla y sí, la que más intensa se pone. Nos hace reír a todos muchísimo desde el primer momento, pero también hay momentos en los que el silencio se hace notar porque la intensidad es de otro tipo. Es el tipo de silencio en el que te das cuenta de que lo que está diciendo te hace pensar, replantearte un montón de cosas. Quizá lo que más me marcó (me marcó todo lo que viví, pero lo que voy a contrar, es lo que más) fue lo que dijo Iria sobre las Lynnes que hay por el mundo, las que necesitan que les digan que son capaces de hacer lo que se propongan. No sé cómo explicar el silencio que se creó, porque éramos como unas ¿60, 70, 80 persona, tal vez? y todos y cada uno de nosotros interiorizamos aquellas palabras. Yo las sentí, aún las siento, y no puedo agradecérselo más. Porque cuando preguntó quien se sentía identificada con Lynne fui de las que levantó la mano. Porque sus palabras, al igual que Sueños de piedra, te dan ese empujón que necesitas para creer en ti, ese empujón que se da de persona que entiende una determinada situación a persona que está en esa determinada situación. Así que gracias, gracias y gracias.


Y la presentación sigue sin más dramas, con muchas risas y fangirleos y sobre todo, con muchísima complicidad. Creo que a todos los allí presentes nos quedó muy claro que Iria y Selene son fans de sus propias historias, pero también son fans de sus fans y eso es algo que con pocos autores pasa y que se agradece, porque notas que no hay un abismo entre el lector y el creador, si no que van de la mano, y es una sensación genial.

Además,  hacen una pareja de escritoras ideal, porque una se complementa a la otra; donde Iria es nervio puro, Selene es tranquilidad y esta mezcla hace que salgan joyas como Sueños de Piedra.Y como seguro que salen joyas de otros proyectos que anunciaron, entre ellos un Spin-off de Sueños de Piedra (*gritos fanrgils de Shekena*), una historia sobre piratas con algún personaje trasnsexual (*más gritos fangirls de Shekena*) y algo relacionado con el steampunk (*Shekena muere por ataque fangirl... aunque resucitará para leer esos libros*).

Y esta es mi aventura (la primera de muchas, espero) por Valencia, mi primera presentación y una pequeña historia de como los libros unen a las personas.

¡Por cierto, si estuvisteis en la presentación de Valencia, decidmelo y os sigo en Twitter!

Tierras de luz, tierras de sombra, de María Martínez Ovejero

Tierras de luz, tierras de sombra, de María Martínez Ovejero
372 págs. | Editorial Eride | 15,00€
Magia, magos, mundo paralelo, portales
Publicado en 2015

Dos mundos unidos por un portal. De un futuro que no podía cambiar, a otro cuya supervivencia dependía solo de su decisión de luchar. Adelle emprenderá un viaje con una misión, y descubrirá la amistad, el valor y la magia, pero también el miedo, el peligro y... ¿la traición? Cuatro gemas, cuatro magos, cuatro pruebas y un único objetivo: devolver la vida a una reina que pondrá fin a la oscuridad.


Tierras de luz, tierras de sombra es el primer libro que reseño por encargo, por así decirlo. El libro se compone de seis partes que narran las seis aventuras principales que realiza su protagonista, Adelle, en el mundo que tiene que salvar. Cada parte es como un capítulo muy largo, narrado siempre por un narrador en tercera persona que, auqnue al principio sigue a Adelle, no tiene pena en mostrarnos otras perspectivas, y esto hace que veamos el libro en varias dimensiones; por una parte sabemos lo que piensa y siente Adelle y alguno de sus amigos, pero también nos pone en situación en el otro bando; sabemos lo que hacen los malos, auqnue en ellos no se profundiza mucho para mantener la intriga. ¡Y vaya si la mantiene!

El primer punto a favor que tiene la novela es que desde la primera linea simpatizas con la protagonista. Adelle es una mujer bastante fuerte y decidida en un mundo dominado por hombres, y es que ella vive en la Francia de hace unos dos siglos y para su época, ella es una visionaria. Esa fortaleza la sigue durante el libro, aunque tiene sus momentos de flaqueza y comete muchos errores, es humana; se enfada, llora, protege a los que quiere, a veces necesita ser protegida. Y es que Adelle tiene muchos matices. Durante la novela se juega bastante con ellos, hay muchos contrastes dentro de su personalidad. La primera vez que leí uno de esos cambios me quedé un poco parada, pero la cosa está en seguir leyendo, porque esa es la gracia del libro, todo está bien dosificado para crear la intriga y resolverla, y vuelta a empezar. Y no solo en la personalidad de Adelle, sino en toda la trama.  De hecho, es uno de los factores que te mantienen pegada a las páginas, eso y el ritmo constante.


"Y porque prefiero sufrir, a una felicidad que no es real. Así cuando sonría sabré que es de corazón, y cuando me quieran sabré que es de verdad"

Por otro lado, los personajes está bien construidos; sabemos el pasado de la mayoría de ellos y están perfectamente definidos, aunque las evoluciones más notables son las de Adelle y Youri. Si, además de tener dos personajes tan cabezonamente parecidos como ellos, le juntamos el hecho de que tienen una especie de relación de amor-odio que aporta humor y vidilla a la trama, pues mejor que mejor. Pero es que no sólo eso, también los personajes secundarios tienen profundidad; algunos solo aparecen en una o dos escenas, y sin embargo, están tan bien contruidos y está explicado tan detalladamente que es como si de pronto, lleváramos con el personaje más tiempo del que en verdad aparece. 

Sin embargo el inicio de la historia me ha parecido un poco precipitado y un poco forzado. Me explico. En literatura, da igual el subgénero que sea, puedes contar todo lo que quieras y más si es fantasía, como es el caso, pero debe ser verosímil. He encontrado que el inicio ranqueaba un poco en este aspecto, auqnue después la trama avanza y se torna más verosímil. Teniendo en cuenta que el ritmo del resto del libro está bien, me hubiera permitido extender un poco el inicio, aplanar el terreno y sobre todo conectar, transportar al lector de la cruda realidad a una dimensión con lagartos gigantes y villanos de ojos verdes, y así reforzar la fusión y que no resultara tan evidente. Con esto me refiero, por ejemplo, a que algunos diálogos se notaba que habían sido escritos para explicarnos el nuevo mundo en el que Adelle se ve envuelta.

Aun así, la trama en general está muy bien hilada. La autora suelta detalles durante la historia que, en algunos puntos se retoman y nos desvelan mucho más. Además, gracias al multiperspectivismo se crea un doble trasnfondo. Sabemos qué hacen los "malos", sabemos lo que hace Adelle, pero la cosa se deja ahí y no sabes hasta el final la realción que hay entre lo que uno y el otro hace. Es el final del libro lo que me dejó entre indignada (en el sentido bueno, porque me engañó como a una tonta y en realidad a mi eso me encanta) y con una sonrisa en la boca. Quizá porque es muy abierto y deja un buen incentivo para seguir leyendo la segunda parte, o quizá por lo que ya he comentado; el final es tan inesperado que te deja sin respiración y un "no puede ser" en los labios.


En resumen, aunque con un principio un poco accidentado, la novela coge un buen ritmo, muestra personajes ricos y matizados y los mete en una trama con un doble fondo muy bien llevado, introduciéndonos en un mundo de magia, falsas apariencias y muchas sorpresas y acción que nos lanzan a un final bastante vertiginoso y que promete mucho de una segunda parte.


 4/5

**Muchas gracias a la autora por el ejemplar

La reina roja, Victoria Aveyard [#1 La reina roja]

La reina roja (Red Queen), Victoria Aveyard
474 págs | Gran Travesia | 16,94€
 Young adult, fantasia, poderes, sociedad desigual
Publicado en 2015

 

En la escuela aprendimos acerca del mundo anterior a éste, el mundo de los ángeles y los dioses que vivían en el cielo y gobernaban la Tierra con amor y bondad. Algunos dicen que son sólo leyendas, pero yo no lo creo. Los dioses aún nos dominan, han descendido de las estrellas y no les queda ni un ápice de bondad.

En una sociedad dividida por el color de la sangre, los Rojos luchan por sobrevivir bajo la sombra de los Plateados, "superhumanos" con poderes terribles que les permiten manejar el mundo a su antojo. Pero cuando se descubre que Mare Barrow --una joven ladronzuela Roja-- tiene también esos poderes, es llevada al mundo de los Plateados. Allá descubrirá que el poder es un juego peligroso y que la única certeza es la traición.


La Reina Roja atrapa desde el principio. Con una narración en primera persona del presente, Mare Barrow nos introduce, ya desde la primera página, en el mundo en el que vive, un mundo tecnologicamente avanzado, donde existen dos clases sociales bien diferenciadas; los Plateados; casi dioses, con poderes sobre los elementos; y los Rojos, simples humanos sin poderes. El mundo de la clase alta, los Plateados, contrasta fuertemente con el de Mare, los Rojos, que apenas sobreviven y se ven obligados a someterse a los otros, irónicamente muy parecido a nuestro mundo, solo que en La Reina Roja, esto está muchísimo más acentuado.

A mí no me gusta comparar, pero no he podido evitar pensar que hay similitudes con Los juegos del hambre de Suzanne Collins y con Trono de Cristal de Sarah J Maas, a pesar de lo que dice la sinopsis; de hecho, es como si la autora hubiera tomado lo mejor de estas dos obras y hubiera creado una historia completamente nueva

Y lo digo no como una crítica, si no como una alabanza; me ha gustado hasta casi el borde del desquicio todo el trasfondo de la trama, porque a pesar de ser una historia de ficción, se puede evitar pensar en todo lo que está pasando actualmente y el mensaje que el libro da; que ni los poderosos están siempre a salvo y que cuando uno ya no tiene nada que perder, es cuando más fuerte lucha.

No puedo caer. Ni ahora, ni nunca. Soy una de ellos. Soy especial. Soy un accidente. Soy una mentira. Y mi vida depende de mantener la ilusión. - Mare Barrow

Por lo que respecta a la trama había momentos en los que me veía venir escenas antes de que ocurrieran, pero sin embargo, había cosas que me daban de lleno en la cara porque no me las esperaba para nada; de modo que diré que lo típico y lo original están en una balanza justa. La mayoría de capítulos dejan con la incertudumbre de lo que está por venir y gracias a la primera persona del presente, sentimos y vivimos todo lo que siente y vive Mare al mismo tiempo en que sucede y esto me parece que le añade mucho a la historia, sobre todo acción, inmediatez y dinamismo (sí, soy una eterna defensora de esta técnica, qué le vamos a hacer).

Y hablando de Mare, he de decir que es una de esas protagonistas a las que daría un abrazo. Mare, a pesar de los cambios que su vida sufre es una proagonista muy fiel a sus principios y a su familia y sus amigos. No es de las que se deja llevar por el amor ni de las que pierda los huesos por los chicos; no, ella tiene muy presente de donde viene y hacia donde quiere ir y no permite (en gran medida) que su nueva vida se interponga en esto, y por eso se ha ganado mi cariño. 

Y vamos a levantarnos, Rojos como el amanecer

Los otros protagonistas y personajes están bien, pero me gustaría que se profundizara más en ellos en el próximo libro porque realmente pueden salir grandes personajes si la autora consigue llevarlo por buen camino (o, en el caso de los malos, pues por el mal camino (?)). Y la verdad es que la autora ha conseguido dar mucho juego a los personajes; llega un punto en el que no sabes de qué bando está cada uno y si de verdad estan en el bando en el que dicen estar (cuando leais comprendereis a quienes me refiero). Lo cierto es que cada uno tiene su trasfondo y hace las cosas por motivos que en un principio no era el que decian y esto te lleva al borde de la catalepsia.

Si tuviera que resumir la impresión final que me ha dado La reina roja, sería ésta; he estado más veces al borde del infarto de las que he podido contar. Conforme vamos acercándonos al desenlace hay giros tan inesperados que son como bofetadas en toda la cara. Os juro que nunca en mi vida voy a volver a fiarme de ningún personaje. Y, por si aún no os ha quedado claro qué me ha parecido el libro, os dejo un pequeño resumen; tienes que leerlo YA.

4.5/5

 1. La reina roja (disponible desde el  día 7 de octubre)
2. Espada de cristal (publicación 2016)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...