El libro de los portales, de Laura Gallego

11.9.13



Autor: Laura Gallego
Título Original: El libro de los Portales
Páginas: 296
Editorial: Minotauro
Género: Fantasía
Precio: 14,95€
Año: 2013
Continuaciones: Sin continuación

Sinopsis:
Un mundo en el que no existen fronteras para aquellos que se atreven a mirar más allá. Los pintores de la Academia de los Portales son los únicos que saben cómo dibujar los extraordinarios portales de viaje que constituyen la red de comunicación y transporte más importante de Darusia. Sus rígidas normas y su exhaustiva formación garantizan una impecable profesionalidad y perfección técnica en todos sus trabajos. Cuando Tabit, estudiante de último año en la Academia, recibe el encargo de pintar un portal para un humilde campesino, no imagina que está a punto de verse involucrado en una trama de intrigas y secretos que podría sacudir los mismos cimientos de la institución.

Opinión:
Laura Gallego es una de mis autoras favoritas, por lo que siempre que puedo, me leo sus libros aunque no me llame mucho. Al igual que con Dónde los árboles cantan, no empecé demasiado entusiasmada, pero poco a poco, y página tras página, surgió lo que yo llamo 'Magia Laura Gallego'.

Desde la primera página te engancha; los mundos que crea  Laura Gallego son simplemente fascinantes, sus personajes complejos y con historias que te dejan la boca abierta, su forma de narrar es tan fluida que apenas te das cuenta de cómo los capítulos van pasando... ¿Sigo?

La novela está narrada en tercera persona, con algunas descripciones en apariencia excesiva, con diálogos que aportan lo justo y nada más. Una de las cosas que me fascina de esta autora es esa gracia especial que tiene para ir siguiendo a los personajes. El libro se centra en cada momento en uno de ellos; Tabit, Caliandra, Yunek, Rodak y  Tash, enlazando la historia perfectamente, por eso, el la mayoría de capítulos encontramos que el narrador avanza la historia dependiendo de cual de los personajes haga que avance. Esto ya lo vi en Memorias de Idhún y desde entonces me encantan los libros así, que siguen a varios personajes, no solo centrándose en en unos pocos.

"El mundo sería un lugar infinitamente mejor si la gente eligiera el camino correcto, en lugar de seguir el camino fácil" -Tabit.

Lo que también me gusta en una historia son las cosas inesperadas; otro punto a favor de esta novela. Han sido varias las ocasiones en las que me he quedado con la boca abierta, porque han pasado cosas o nos descubren cosas que yo no esperaba. Y eso es una de las cosas que me han animado a seguir leyendo, el ¿y qué más voy a descubrir?

Siendo sincera, ha habido puntos en los que me ha recordado a Harry Potter. No sé por qué, quizá soy  la única a la que le ha dado esa impresión, ya que tampoco es que haya alguna escena parecida. Pero todo ese ambiente de academia, de asignaturas extrañas y uniformes pues me empieza a picar el gusanillo de releer esa saga. Pero no me hagáis mucho caso.

Las situaciones que viven los personajes durante la novela o su historia pasada, me han parecido creíbles dentro de lo que cabe (siendo una historia de fantasía, me refiero). Sobre todo Tabit y su esfuerzo por los estudios, su lucha por salir de una vida que no tenía futuro, el pasado de Caliandra, el secreto de Rodak y de  Tash (ambas historias me chocaron porque no me las esperaba), la cabezoneria de Yunek... En definitiva, Laura sabe muy bien como crear personajes inolvidables.


"-Hace días que ni siquiera te contesta cuando llamas a la puerta ¿no? ¿Y si resulta que se fue hace tiempo y, como no sale nunca, nadie se ha dado cuenta? O tal vez se haya muerto –añadió de repente, con morbosa fruición- y su cadáver lleva días ahí tirado…-Tash
-¿Y por qué iba a hacer eso precisamente ahora? –se apresuró a interrumpirla Cali.
 -Porque es lo que hacen todos los vejestorios como él : morirse."


Sin embargo el final me ha parecido un poco sacado de la manga, porque no aparecen demasiadas pistas con anterioridad para ir “aplanado el terreno” del final de la historia. Es un final que aparece de pronto, con sentido pero inesperado.

En los libros de Laura siempre suele haber algún mensaje en la historia, aunque cada lector puede sacar cosas de un mismo libro que le harán pensar más o no en ciertas cosas, o puede sacar un mensaje distinto de otro lector. En el Libro de los portales me he encontrado con la confrontación de dos conceptos: la lógica y el sentido común, representado por Tabit, y la intuición y el acto de seguir lo que nuestro corazón nos dicte, representado por  Caliandra. Esto es algo que se ve durante toda la historia y que anima a pensar más allá de las cosas lógicas, de lo que se puede entender, de lo que tiene sentido. Anima, pues, a que sepamos mirar más allá, que no hay nada imposible... Al acabar de leer El libro de los portales me he sentido más consciente de que no hay fronteras, que solo hace falta imaginarlo para que empiece a ser posible. Creo que es esto lo que más amo de los libros de Laura Gallego.

"No existen las fronteras para los que se atreven a mirar más allá." – Maese Belban de Vanicia.

Ah, y una pequeña curiosidad: el libro tiene exactamente catorce capítulos y un epílogo. El número catorce es el favorito de Laura Gallego.


El libro de los portales es una historia intrigante, con personajes bien construidos y con personalidad que mezcla la historia personal de los protagonistas con la trama. Sin embargo, pierde un poco con el final tan repentino, aunque con sentido. Lo que más cabe destacar es el mensaje que nos trasmite; no existen las fronteras...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Be nice.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...