Rastro, Maggie Stiefvater [#2 Los lobos de Mercy Falls]

18.12.13




Autor: Maggie Stiefvater
Título Original: Linger
Páginas: 430
Editorial: Ediciones SM
Género: Fantasía, licántropos, romance
Precio: 15,95€
Año: 2010
Continuaciones: #3 Siempre










Sinopsis

Por más que lo desees, es imposible detener el tiempo:
pasa y lo cambia todo.
Y lo malo es que te arrastra consigo. El invierno ha acabado.
Para algunos es una época de cambios.
De Transformaciones.
Pero solo para algunos.
Sam sigue siendo Sam.
Cole sigue siendo Cole.
Isabel no sabe lo que quiere, pero sigue siendo quien es.
Solo Grace no está a gusto en su propia piel.
Primavera: una estación de historias que empiezan y de otras que terminan.
De despedidas.
De abandonos.
Pero todo abandono deja un rastro.


Opinión
En general, las segundas partes de las trilogías o sagas suelen ser más relajadas y decaen en ciertos aspectos; trama, desarrollo de los personajes… etc. Sin embargo, este no es el caso de Rastro. La continuación de Temblor es, sin duda, mucho más entretenida que su libro predecesor. Pero vayamos poco a poco.

Con el primer capítulo ya nos deja claro que se introducen nuevos narradores; Isabel Culpeper y un nuevo personaje llamado Cole St. Clair, además de los puntos de vista de Grace y Sam. Esta nueva introducción hace que la lectura sea mucho más ágil y divertida, ya que la autora sabe reflejar perfectamente la personalidad de cada personaje

Una de las cosas que más me gustan del enfoque narrativo múltiple (desde varios puntos de vista en primera persona, en este caso) es que se puede saber quién nos cuenta la historia en cada momento, es decir, que si en cada capítulo no dejara claro quién narra, sabríamos perfectamente el personaje que es, ya que Maggie sabe meterse perfectamente en la piel de cada uno de ellos. Es súper interesante y a la vez complicado (a la hora de escribir) jugar con cuatro puntos de vista tan distintos y me quito el sombrero ante Stiefvater por haber sabido hacerlo tan rematadamente bien.

Con estas nuevas perspectivas de la historia podemos saber mucho más de Isabel, que, como ya comente en la reseña de Temblor, es uno de esos personajes que para comprenderlos del todo hay que rascar un poco en su superficie. La evolución de Isabel con respecto a Temblor se nota bastante. 

Sam y Grace me han cabreado bastante en este libro, sobre todo el primero. Sam se pasa todo el libro o, por lo menos, la gran mayoría ignorando problemas obvios y quedándose de brazos cruzados ante todos los problemas que se le presentan no solo a él, sino a Grace y a la manada. Ha sido en este libro en el que más he agradecido el protagonismo de Isabel, ya que le decía a Sam justamente lo que yo no podía decirle ‘haz algo’.
"Sólo tu eres capaz de resolver mi ecuación, esta mezcla incomprensible de X e Y. No sé vivir, no sé dividir  mientras sumo los días sin ti." - Sam.

Después está Cole. Podría estar hablando de él el resto de esta reseña, pero intentaré controlarme. Al principio no sabía muy bien cómo imaginar a Cole en mi cabeza, ya que todo lo que sabemos sobre él es confuso y un poco extraño, como si la autora hubiera empezado a crear el personaje pero no hubiera sabido qué personalidad darle. Sin embargo, hacia el final de la historia lo empecé a entender un poco, aunque no todo lo que me hubiera gustado. Es un chico autodestructivo y arrogante cuya principal meta es perderse a sí mismo, pero es cuando conoce a la manada y a Sam, a Grace y a Isabel cuando empieza a replantearse las cosas. Así que para todos aquellos a los que os guste un personaje al más puro estilo Will Herondale, os recomiendo que conozcáis al señor St. Clair. :)
"Pobres desgraciadas -dijo Cole con la mirada fija en las estrellas-. Deben de estar hartas de vernos cometer los mismos errores una y otra vez."
Pero sobretodo, lo que más juego ha dado a la historia, en mi opinión, ha sido el contraste entre las dos parejas; Sam/Grace y Cole/Isabel. El primero es un amor dulce, más tranquilo y relajado, más real e intimo. En cambio, la relación amor-odio de Cole e Isabel es de las típicas que pueden acabar de mil formas diferentes, es ese tipo de amor explosivo que no tiene una base demasiado estable pero que marcan mucho a las personas. Además, los tira y afloja de Cole e Isabel van de un extremo a otro de un capítulo a otro, así que incentiva a seguir leyendo en busca de más.

La trama de Rastro, al igual que la de Temblor, no tiene demasiada acción hasta que no empiezan a quedar pocos capítulos para acabar el libro. Más que acción es emoción y estrés porque las cosas solo hacen que empeorar más y las páginas son cada vez menos. Olvidé comentarlo en el primer libro, pero lo comento ahora; la estructura de estos dos libros es más o menos la misma; empieza con un ritmo normal-lento y va acelerando a medida que nos acercamos al final, que a diferencia del final tan cerrado de Temblor, termina de un modo muy intrigante y prometedor.

4/5

1 comentario:

  1. Es mucho mejor que Temblor, sin duda, yo agradecí que hubiera más personajes porque Sam y Grace, cansan. Y que bueno, sale Cole y es amor :)

    ResponderEliminar

Be nice.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...