Frankenstein, Mary Shelley

30.11.14

Frankenstein (O el moderno Prometeo), de Mary Shelley
292 págs./ Vicens vives / 11,75€
Novela gótica
Publicado en 1818


El doctor Frankenstein se deja llevar por su pasión por la filosofía natural y el progreso científico al margen de su ética o su moral. Cuando ve el horrible engendro al que ha dado vida a partir de la materia muerta, y se da cuenta de su error, ya es demasiado tarde. La criatura en realidad tiene sentimientos humanos y descubre el amor por la vida y los otros seres vivos, pero tras sufrir la soledad, el rechazo y el odio debido al horror que inspira en los demás, se irá «deshumanizando», buscará venganza y reclamará del doctor Frankenstein que asuma su responsabilidad como creador.



Os traigo la reseña de uno de los libros más tristes que he leído. El libro de Frankenstein siempre ha ido ligado directamente al género de terror, pero sin duda, está lejos de pertenecer a este género. Sí es verdad que tiene momentos de suspense e intriga, pero es una novela gótica con tintes dramáticos y escenas y diálogos muy duros a causa de la crueldad que reflejan. Ah, y una curiosidad, el nombre del libro es el apellido del doctor que crea al monstruo, pero NO es el nombre del monstruo, de hecho, este no tiene nombre; en el libro se lo nombra siempre como 'monstruo'.

El libro está estructurado de la siguiente forma:

El inicio son básicamente cartas que un hombre, Robert Walton, escribe a su hermana, contándole las aventuras de sus expediciones. Nos toca tragarnos la perorata de su vida (está parte es bastante aburrida) pero en las últimas cartas nos narra que ha conocido a un hombre, llamado Víctor Frankenstein, cuya historia le cuenta a su hermana mediante un diario que escribe el propio Robert mientras Víctor lo cuenta. Después, al finalizar la historia, volvemos al presente, con Robert, que termina de contar la historia que él mismo vive.

Las cartas están narradas en primera persona, con un lenguaje muy culto. El diario está narrado igualmente en un lenguaje muy culto y selecto, en primera persona del pasado. Abundan las descripciones de los sentimientos y los flash-backs para contar la vida de los demás personajes. No hay muchos diálogos, todo es historia seguida, cosa que a veces resulta un poco pesada. Los capítulos del relato de Víctor Frankenstein no tiene título, solo número - por lo menos en mi edición - pero resulta muy seguido, no hay variaciones entre capitulo y capitulo, es casi como un punto y aparte.

Me resultó triste, sobre todo la historia del monstruo que crea Frankenstein. Desde su digamos "nacimiento" nos explica cómo es rechazado simplemente por su aspecto, porque la gente es incapaz de ver más allá de su apariencia física y después de tanto rechazo y maltrato, todo el amor y buenos sentimientos del monstruo se convierten en ira y maldad, convirtiéndose entonces si, en un verdadero monstruo de pesadilla, que para mitigar su dolor causa dolor a su creador, es decir, Víctor Frankenstein, asesinando a sus seres queridos sin piedad.

"Si no puedo inspirar amor, inspiraré terror." - monstruo de Frankenstein.

El libro en si no da miedo alguno, simplemente tristeza y un mensaje muy claro que la autora quería criticar; los monstruos no nacen siendo monstruos, nosotros los convertimos en tal. Desde este punto de vista, la novela explora precisamente la maldad humana y la estigmatización del hombre, y muestra una evolución del personaje desde la inocencia e ingenuidad hasta la decadencia y el horror.

3'5/5

2 comentarios:

  1. No es mi tipo de lectura, para nada...triste, gótico....definitivamente, no. No les quito su mérito, pero me gusta coger un libro para que me hagan pasar un buen rato, jejeje !
    No obstante, gracias por la entrada !
    Besos !

    ResponderEliminar
  2. Quiero leer este libro por que amo a Victor y además estoy obsesionada con una serie en la que aparece y por lo que sé, sacaron la historia de este libro así que todavía más ganas de leerlo. Me alegra ver que pusiste que Frankestein es el doctor y no el monstruo ya que odio que la gente crea que el monstruo es Frankenstein. Es más, en la película de"Yo, Frankenstein" estaba todo el rato enfadada por ello hasta que me enteré de que el monstruo cogió el nombre de su creador y ya me alegré un poco JAJA es una tonteria pero totalmente cierto.
    Gracias por tu reseña, la verdad es que al leerla mis ganas aumentaron todavía más si eso es posible :)

    ResponderEliminar

Be nice.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...