La chica de medianoche, Melissa Grey

1.7.16


La chica de medianoche (The girl at midnight), de Melissa Grey
352 págs. | Editorial Puck | 14,50€
Novela, fantasía, magia, razas
Publicado en 2015

Bajo las calles de Nueva York, ocultos a los humanos, viven los Avicen, una antigua raza de seres mágicos. Pero mucho cuidado, porque si te topas con ellos tu vida nunca volverá a ser la misma. 

Desde que conoció a Ala, una mágica criatura con plumas por cabello y unos ojos insondables, Eco, de diecisiete años, vive a caballo entre su propio mundo y la antigua raza de los Avicen. Eco, que huyó de casa siendo una niña, ha encontrado en el Nido el único hogar que ha conocido. Pero no todos los Avicen son como Ala, y algunos no ven con buenos ojos la presencia de una chica humana entre ellos…¿Cómo convencerlos de su lealtad?  La ocasión se presenta cuando encuentra una pista que podría conducirla al mítico pájaro de fuego, un ser infinitamente poderoso que –según la leyenda– es capaz de poner fin al eterno enfrentamiento entre los Avicen y el pueblo de los Drakharin. Eco aún no imagina que todo cuando creía saber sobre el bien y el mal está a punto de cambiar. Ni que el encuentro entre una chica de hoy y un joven Drakharin puede ser… explosivo. 

Entretejiendo el amor con el humor, la magia con la sensibilidad, Melissa Grey ha logrado un debut espectacular sobre una chica actual inmersa en un antiguo conflicto. Imprescindible para los adictos a Cazadores de sombras e Hija de humo y hueso.

Si os digo que lo primero que me llamó la atención no fue la portada os estaría mintiendo. No soy especialmente fan de los cambios de portada de ediciones extranjeras porque suelen cambiar a peor, pero esta vez he tenido que morderme la lengua, porque la edición española es mucho más bonita que la original, que tampoco se queda corta (es del mismo diseñador que hizo las portadas de la trilogía Grisha, de Leigh Bardugo). Y creo que es todo un acierto porque lo primero que me pregunté fue ¿qué es ese ser que me mira desde detrás del título? Y es que una de las cosas que más me han agradado del libro son, precisamente, las dos razas que ha creado Grey.

La chica de medianoche es una novela escrita en tercera persona del pasado que va alternando el punto de vista entre los dos protagonistas; Eco y Caius. No es una novela muy larga, de capítulos cortos y amenos, pero aun así logra dosificar la información de forma cómoda, sin que el lector llegue a percibirlo como explicaciones, sino que está bien integrado en la historia, cosa que se agradece en estos géneros. Melissa Grey tiene personalidad a la hora de escribir y esto se deja notar en su narración. Tengo que admitir que soy una fan incondicional de la famosa página Wordables, donde puedes aprender un montón de palabras de las cosas más inesperadas. Bueno, pues en la novela Eco también es una gran fan de las palabras y aparecen algunas de ellas insertadas en la narración, cosa que me ha parecido genial. Por otro lado, a pesar de ser una narración en tercera persona no duda en meterse en la mente de los protagonistas y explicar sus pasados o fragmentos de este mediante flashbacks que suponían capítulos enteros.

Portada UK vs Portada EEUU

En cuanto a la originalidad de la historia, he encontrado que tiene muchos puntos parecidos a Cazadores de Sombras, por lo que en este aspecto no me ha parecido demasiado original, la verdad. Lo que sí he encontrado original es las dos razas que ha creado Melissa Grey, la de los Avicen y los Drakharin, que luchan entre sí desde Dios sabe cuanto y que llevan siglos enzarzados en una guerra que apenas ya se recuerda cómo empezó. Eco, una humana, se ve metida en este mundo apartada de los humano, como una más.


En lo que respecta a los protagonistas con la que más he conectado ha sido con Eco. Eco es una superviviente, se adapta a lo que le echen y se gana la vida robando para sobrevivir en un mundo de seres que no son humanos. Tiene un pasado algo turbio y guarda mucho más de lo que deja ver a los demás. Y es muy leal a sus amigos, aunque esta lealtad se vea puesta a aprueba en numerosas ocasiones. Pero sobre todo, es una chica que sabe manejarse en un mundo lleno de magia a pesar de ser humana.
"Los humanos hacen arte para recordar y ser recordados. El arte es su arma contra el olvido."

A pesar de esto, no he podido evitar establecer paralelismos entre Cazadores de sombras y La chica de medianoche. Caius me ha recordado ligeramente a Jace. Dorian, a Alec, Jasper a Magnus... ¿Coincidencia? Puede ser, pero teniendo en cuenta que la acción tiene lugar mayormente en Nueva York, que las dos razas se ocultan de los humanos y que en apariencia una humana se encuentra en medio de ellas... En fin. 

En general es una novela predecible, en la mayor parte del tiempo ya sabía por dónde iban a ir los tiros, por lo que si habéis leído bastante anticipareis casi todo lo que sucede. Con esto quiero decir que las ideas están bien, pero la relación entre ellas es la misma que puedes encontrar en otras decenas de novelas. En resumen, buena idea pero ejecución dudosa, alejándose de los tópicos o tomándolos con otra perspectiva habría ganado muchísimo. La acción abunda, sí, pero como ya os digo, es demasiado predecible.

"Los jóvenes se creen siempre invencibles, hasta el momento mismo en que averiguan que no lo son. a las malas, normalmente".

Sin embargo, creo que es una historia que tiene potencial y que puede dar la sorpresa (o acabarse de hundir) en las siguientes entregas, por lo que se podría decir que la historia atrae por cómo se va a resolver y espero (espero) que la segunda parte me sorprenda para bien. Desde luego, el desenlace deja una buena premisa para salvar la trama alejándola de lo típico, pero para saber si los tiros van como digo, tendremos que esperar a la segunda parte.



Trilogía

1. La chica de medianoche (The girl at midnight
2. The shadow hour (publicado en EEUU el julio de 2016)
3. The savage dawn (2017) 


Podéis escuchar la playlist aquí:



3/5


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Be nice.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...